jueves, 26 de mayo de 2011

ORIGENES


 

 

Los orígenes de La Casa Boulton y posteriormente de La Fundación y Museo de la Fundación John Boulton, se remontan a los inicios del siglo XIX.

En 1824,  John Boulton Townley llega a la Guaira  y establece una organización  comercial que inició la Casa Boulton.   John Boulton Townley es unos de los primeros comerciantes ingleses que  llegan  a Venezuela a raíz del Tratado de amistad,  Comercio y Navegación, ratificado en 1825 entre la Gran Colombia y el gobierno británico. En las décadas de 1840 y 1850 abre una agencia en Caracas (que después en 1870 pasó a ser la casa central) y una en puerto Cabello. También iniciaron actividades  de tipo bancario (giros, depósitos,  descuentos prestamos, etc.) y de corretaje. 

La Fundación John Boulton  es una institución  sin fines de lucro, creada en 1950 por las empresas H.L.Boulton.  Co  y varios miembros de la familia, quienes apoyaron al artista e historiador Alfredo Boulton para dirigir esta institución, destinada a la preservación de importantes documentos originales y objetos de indudable valor histórico. 
Es la más antigua en su género en Venezuela en el campo de las ciencias sociales; sus fondos son referencia obligada, tanto nacional  como internacionalmente, y colabora gustosamente con las actividades de otras instituciones de carácter afín. Durante muchos años sus publicaciones han sido obras de consulta ineludible en  todos los  niveles educativos.

 


 

 


ALFREDO BOULTON



Historiador, investigador, crítico de arte, promotor cultural, coleccionista, curador y editor: Nació en Caracas en 1908. Pionero de la fotografía artística en Venezuela. Se formó en Suiza, Inglaterra y Francia y desde 1928 se relacionó con la vanguardia literaria y plástica de su tiempo, comenzando a mostrar el país a través del arte fotográfico, luego desplegó sus hallazgos en libros de arte de limitado tiraje y exposiciones personales. Fue autor de acuciosas investigaciones plasmadas en importantes publicaciones sobre arte en Venezuela; Entre los muchos reconocimientos de que fue objeto, fue incorporado como individuo de número a la Academia de la Academia Nacional de la Historia en 1959. Murió en Caracas en el año 1995.